Revista Qué Pasa: ‘Por ti, por mí y por todos mis compañeros’: el nuevo protocolo de Scout ante violencia sexual infantil

Realizado en conjunto con la Corporación de Asistencia Judicial, se orienta a acercar los servicios de atención de victimas a la comunidad para prevenir situaciones de abuso y violencia. Institución cuenta con más de 62 mil miembros actualmente.

Entre 1944 y 2016 más de 7 mil ex líderes fueron acusados de abuso sexual y al menos 12 mil boy scouts figuraban entre las víctimas, reconoció la organización Boy Scouts of America (BSA) este año. Ante esos hechos, ocurridos en 72 años de historia, la organización señaló en un comunicado en abril último, que “nos preocupamos profundamente por todas las víctimas de maltrato infantil y nos disculpamos sinceramente con cualquier persona que haya sufrido daños durante su tiempo de exploración scout”.

La posibilidad de abusos en un contexto infantil, era un riesgo. Y su alcancé era mucho mayor de lo que se estimaba, ya que las denuncias de 7 mil líderes, se interpretaron indicaban 7 mil posibles víctimas. Pero la cifra era mucho mayor.

En Chile, la Asociación de Guías y Scout de Chile (AGSCH), contaba con 70 mil inscritos a fines de los 90, lo que cambió a principios del siglo XXI con una sostenida baja en sus miembros. En 2010, registraron 37.638 personas. Panorama que comenzó a cambiar posteriormente y hoy la componen 62.500 personas.

De sus miembros actuales, 12 mil son adultos. Y si bien no existen datos específicos sobre la cantidad de denuncias de violencia sexual o abusos, María Teresa Pierret, directora ejecutiva nacional de la AGSCH, destaca que en los 110 años de la institución en el país, “los casos en el tiempo son esporádicos”. De todos modos, agrega, tiene que ser un espacio seguro para los niños, niñas y jóvenes que la componen.

Buscar evitar abusos y cuidar la integridad de los niños y niñas en la organización, los llevó a aprobar este año su Política de Enfoque de Derechos de la Niñez y la Juventud, documento para que los miembros de la institución, -especialmente los grupos, guiadoras y dirigentes-  cuenten con orientación sobre la promoción, prevención y protección del ejercicio de derechos de niñas, niños y jóvenes.

En esa misma línea, el sábado 5 de octubre lanzarán un protocolo de Prevención y Acción Ante Situaciones de Violencia Sexual Infantil en su sede ubicada en calle República #97, en Santiago. Un documento que elaboraron gracias al trabajo en conjunto con la Corporación de Asistencia Judicial (CAJ) y que estará disponible en línea. “Esta alianza es un gran privilegio, porque hemos podido conocer más de la labor de la CAJ y lo que hacen, y queremos hacer agentes difusores y enriquecer nuestra vivencia con ello”, destaca Pierret.

El protocolo es el primero de una serie de medidas con las que buscan estar aún más al servicio de la comunidad, y tiene por objeto dar herramientas a guiadoras y dirigentes, así como a los consejos de grupo, y establecer qué hacer ante una vulneración de derechos determinada, que en este caso, dice Pierret, es sobre situaciones de violencia sexual infantil.

Otros espacios

Se trata de un documento educativo para capacitar a la comunidad Scout en la temática. Una definición más amable de los delitos de violencia sexual, indica Solange Cornejo, asistente social del Centro de Atención de Víctimas de la CAJ de la comuna de La Granja, quien participó en su elaboración. “Para que pueda ser entendidos por todos, desde lo que implica prevenir el abuso en su entorno a cómo denunciar, cuándo denunciar, a quién dirigirse, y lo más importante, cómo no revictimizar, que es algo que ocurre mucho cuando no existe información. Siempre hacemos prevención pero el esta iniciativa abrió una ventana para llegar a una mayor cantidad de niños y jóvenes que quieren prevenir, y los Scout se caracterizan por tener muchos niños”.

“Scout tienen un departamento que son las llamadas cortes de honor en que reciben las denuncias de todo tipo, y por su metodología de trabajo no tienen mucha denuncia sobre violencia sexual, pero querían tener algo especializado en el caso de que surgieran situaciones como éstas”, indica la especialista de la CAJ.

En los años 90 la AGSCH realizó un documento en la misma línea, enfocado en la prevención que se lanzó en colegio. “Pero el tema no era tan visible como es hoy”, reconoce Pierret. El que se conocerá mañana, se define “dentro de nuestro enfoque de derechos de la niñez y la juventud”, agrega.

Tiene un marco teórico regulatorio de acuerdo a lo que establece la legislación chilena. Cuenta además con un capítulo referido a los factores preventivos y cómo reaccionar a la vulneración de derecho de los niños. “También dónde tienen que acudir, con quién hablar y cómo pueden guiarse para generar un ambiente seguro de protección y adecuado”, explica Pierret.

Corresponde a un trabajo que se realizó con la colaboración de abogados, trabajadores, sociales y psicólogos, destaca Cornejo, que “cumple con el objetivo de prevenir y acercar los servicios de atención de victimas a la comunidad para prevenir situaciones de abuso y violencia”.

En el caso de la AGSCH detecte alguna vulneración, contará con el apoyo directo para tener asesoría judicial y social. “Comunicacionalmente se está sabiendo más sobre el tema, pero mucha gente aún no sabe dónde acudir, quién podría acompañarlas en estos procesos, y todas las noticias sobre el tema han llevado a que se interesen y se informen más”.

Un trabajo, sostiene Cornejo, que puede servir para otras comunidades. “Está hecho para eso, es un documento fácilmente adaptable a otras instituciones, cercano a todo aquel que lo quiera utilizar ya sea en colegios, jardines infantiles, en iglesias, hasta en bomberos que trabajan con brigadas infantiles y juveniles”.

Posterior a este lanzamiento en la AGSCH realizarán otros que aborden temáticas como el maltrato físico y verbal, el bullying y grooming, la violencia en el pololeo y también otros enfocados en cómo proteger a los niños en desastres naturales.

 

VER LINK: https://www.latercera.com/que-pasa/noticia/protocolo-de-scout-ante-violencia-sexual/846248/