Mediación Civil: Una oportunidad real para solucionar un conflicto

El no pago de rentas o deudas, incumplimiento de contratos, la repartición de una herencia, el uso no autorizado de casas, departamento u otros inmuebles, entre otros tienen solución rápida, gratuita y al alcance de todos.

José ha arrendado más de 4 años y nunca se había atrasado en sus pagos. Sin embargo, producto de la pandemia, ha quedado sin trabajo y no ha podido pagar el arriendo desde hace tres meses. Don Manuel, el arrendador, es pensionado y depende de este arriendo para sus gastos.

José piensa que el arrendador puede pedirle el inmueble y quedar sin hogar él y su familia. Manuel, está preocupado y molesto por la situación, porque no está recibiendo su ingreso, y tiene atrasadas sus cuentas, debiendo recurrir a sus hijos para pedirles ayuda. Lamentablemente, una historia que cada vez se está haciendo más común en nuestro país.

Ambos quieren una solución rápida. ¿Qué pueden hacer? Esta situación comúnmente se resuelve por un juicio largo, caro y que termina con una persona queriendo imponer su posición a la otra. Pero existe una solución mucho más rápida, basada en la comunicación de los reales intereses entre las personas y no confrontacional: La mediación civil.

Una oportunidad para ponerse de acuerdo

Un conflicto civil es una diferencia jurídica que tienen dos o más partes, con relación al respeto de derechos y el cumplimiento de obligaciones entre ellas, como son por ejemplo, el no pago de rentas o deudas, incumplimiento de contratos, la repartición de una herencia, el uso no autorizado de casas, departamento u otros inmuebles, entre otros. Para solucionar todos estos temas existe la mediación civil, un proceso que permite a las partes lograr una solución mutuamente satisfactoria, con la colaboración de un tercero imparcial llamado mediador, quien mediante el diálogo, ayudará que las personas pueden lograr un acuerdo.

La mediación civil es gratuita, amigable, confidencial, informada (con asesoría legal para todas las partes), rápida, eficiente y al alcance de todos. Los acuerdos que se alcancen pueden ser formalizados en instrumentos que permiten pedir su ejecución en tribunales, en caso de incumplimiento de una de las partes.

Y ahora puede ser vía remota

Los Centros de Mediación (Talca y Punta Arenas) y Centros de Mediación y Arbitraje (Santiago y Rancagua) de la Corporación de Asistencia Judicial de la Región Metropolitana, entregan de forma gratuita y para todos los servicios profesionales de mediación en conflictos civiles.

Y ahora, durante la pandemia, y hacia el futuro, se puede realizar la mediación de forma presencial, mixta o telemática, según sean las necesidades de las personas.

Un final feliz

No hay excusas para poder solucionar un problema, como lo hicieron José y Don Manuel, que tuvieron una mediación vía remota y sellaron un acuerdo de pago que les permitirá a ambos dormir tranquilos hasta que las cosas mejoren.