En Pelluhue vamos a los lugares más distantes para mejorar el acceso a la justicia en las zonas rurales

Hasta el sector rural de Canelillos en la comuna de Pelluhue, Región del Maule, se trasladaron los profesionales de la Corporación de Asistencia Judicial de Chanco, Rodrigo Piña, Abogado Jefe; y Patricia Manríquez, Asistente Social para realizar el Taller “Medidas de Protección para niños, niñas y adolescentes” impartido a las apoderadas de la Escuela San Alfonso de Canelillos.

El establecimiento educacional La escuela está ubicada a unos 20 kilómetros del sector urbano de Pelluhue y 37 kilómetros desde la comuna de Chanco, posee una matrícula actual de 12 alumnos quienes cursan entre 1° y 8° básico, que deben realizar un largo recorrido a pie para llegar a su escuela.

A través de la Mesa de Promoción de la Infancia y Prevención de la Violencia Intra Familiar de la comuna de Pelluhue, la directora de la escuela, Ana María Cifuentes Arcoverde, solicitó la realización de este taller con el propósito de abordar una temática que recurrentemente es motivo de denuncia en sectores rurales y que requiere de una gran colaboración de parte de los agentes educativos y sus profesionales. 

En la comuna de Chanco y Pelluhue, el abogado de la Corporación de Asistencia Judicial cumple el rol de Curador Ad Litem en cerca del 90% de las causas que ingresan por esta situación, representando a niños niñas y adolescentes de ambas comunas, y resguardando sus derechos en base a lo indicado por la Convención Internacional de los Derechos del Niño.

La actividad fue ampliamente valorada por la comunidad escolar, ya que por las dificultades de acceso no siempre se puede contar con instituciones que lleguen a lugares tan apartados para entregar información y orientación jurídica.

En el taller se abordaron además otras temáticas de interés de los participantes como pensión de alimentos y su cumplimiento.