Capacitando a Adultos Mayores en temas de Herencia

Nuestro Centro Mediación y Arbitraje (CMA) Rancagua  capacitó a Adultos Mayores de Programa Condominios Viviendas Tuteladas de SENAMA. Esteban Sánchez Arenas, Coordinador y Arbitro del CMA Rancagua realizó una capacitación denominada “Herramientas de planificación hereditaria: testamento, donación, cesión de derechos, compraventa y renta vitalicia”, a Adultos Mayores pertenecientes al Programa de Condominios de Viviendas Tuteladas de SENAMA, residentes del Condominio “Las Cumbres” de Rancagua. 

La actividad, coordinada con la encargada y monitora Viviana Meza de la Municipalidad de Rancagua, tuvo como objetivo dar a conocer las herramientas legales existentes para planificar la sucesión hereditaria, a título gratuito (testamento, donación) y oneroso (cesión de derechos, compraventa y renta vitalicia). Informar acerca del abuso patrimonial en materia sucesoria y los mecanismos para precaverlo y/o denunciarlo. Asimismo, se busca promover los servicios de solución colaborativa de conflictos, de mediación y de arbitraje, para precaver o resolver conflictos familiares a raíz de la sucesión hereditaria y su planificación. 

Asimismo, se entregaron herramientas para sensibilizar a los participantes de las bondades de la Mediación y de la Solución Colaborativa de Conflictos en general, para la derivación de casos al Centro de Mediación y Arbitraje de Rancagua. 

Los Centro de Mediación y Arbitraje de la Corporación de Asistencia Judicial son intermediarios, facilitadores del entendimiento entre las personas para que los conflictos no escalen y se evite así llegar a instancias judiciales, mediando en materias civiles, penales, comunitarias y vecinales, así como informar y promover el servicio de arbitraje en materias de liquidación de sociedad conyugal y partición de herencia. Es un proceso gratuito, voluntario y participativo. Con el apoyo de un facilitador, las partes en conflicto intervienen directamente en la búsqueda de acuerdos para solucionar sus diferencias. 

Y atiende a todas las personas que enfrenten un conflicto jurídico–social y familiar que voluntariamente acepten acceder al servicio de soluciones colaborativas de conflicto.